Tag Archives: andrea

Un pequeño resumen de esta temporada

1 Ago

Como 10º artículo de este  blog y a esperas de volver a correr una cursa en agosto/septiembre un pequeño resumen de esta temporada muy especial principalmente por mi estreno en maratón, algo que me hacía mucha ilusión desde pequeño, era literalmente un sueño de la infancia que hace unos años parecía descartado. Pero antes de la maratón que llegó ya avanzada la temporada quería ver cuanto podía dar de mí en 10 kilometros y en media maratón. En ambas quería llegar a unas marcas “significativas”, sub 40 minutos y sub 1 hora 30 minutos. No pude lograrlo aunque la hora 30 minutos la tuve al alcance de mi mano, una contractura sobre el kilometro 11 de la media hizo que me quedará con las ganas. Pude hacer marca de media, que literalmente me pueo dar con un canto en los dientes, pero tuve que dejar el sub 1 hora 30 para tiempos más favorables. Debido a esas molestias musculares, no muy graves pero que sí me impedian entrenar no pude sumarme al reto que en corredors.cat organizaron para lograr mejorar tu marca con vistas a la Cursa dels Nassos, la tradicional cursa que en Barcelona se monta el 31 de diciembre por la tarde/noche. Me quedé con las ganas pero eso hizo que pudiese empezar el entrenamiento de la maratón mucho antes lo cual creo que fue providencial para lograr mis objetivos ahí.

Empecé el entrenamiento de la maratón a lo bestia, como es normal en mí y en unas cuantas semanas volví a tener molestias. De hecho despues de lo de la Mitja de Mediterrani empecé a temer que había algo mal con mi pierna izquierda, la que por lo general siempre daba problemas. Despues de ir a mi fisio de confianza y mejor amigo acudí también a un traumatologo y que me pidio varias ecos y radiografias. El resultado fueron unas estupendas plantillas que de momento han hecho que esté corriendo espectacularmente bien, aunque eso sí costo una pizca adaptarse. Reduje los entrenamientos de la maratón de cinco dias a la semana a cuatro y eliminé las series y pude llegar al día de la maratón con la suficiente carga de kilometros como para afrontarla con un mínimo de confianza. Y logré mi objetivo, un sub3h30min que supo a gloria.

El resto de la temporada es del que mas he hablado en este blog, una lucha para ver si conseguía reducir mi marca de 10 km., objetivo que no cumplí por un triste segundo aunque espero poder cumplirlo en la segunda mitad del 2012, y una lucha contra el sentido común en donde el sentido común se fue de vacaciones y hice el animal, espero que por última vez… (ver el artículo DiRecto a Tierra para más detalles).

Este artículo no estaría completo si no hablara de toda esa gente con la que he compartido entrenamientos, cursas y momentos especiales. Empezando por Victor, el “jefe” de Fisiologic.com, ese equipazo con el que estoy compitiendo en la Lliga ChampionChip ( equipo masculino, equipo femenino ), siguiendo por Corredors.cat y en particular por los GPT de CARMercader donde comparto entrenamientos más jueves que no. Con ambos compartí respectivamente una media maratón y una maratón por relevos, quizás no, sin duda, dos de la carreras que más sensación de “germanor” (hermandad) me han hecho sentir. Bueno, la maratón también pero eso es por la carrera en sí. Y por último mencionar a mi presidenta del club de fans, mi cari, Andrea, que aunque correr no le va muchome apoya muchisimo y de vez en cuando me regaña por lo alocado que soy; buena falta me hace, la verdad. Las fotos de abajo van dedicadas a ellos, que si no fuera por ellos correr no sería lo mismo.

Foto de la Eikiden de Sant Joan Despí

Foto correcat de la Marató de Barcelona. No sé quien la hizo, sorry. 😦

Aquí está mi cari, mi fan número 1 :-*. Foto de Ferny de Corredors.cat

 

Anuncios

Relevando en Mataró

1 Ago

Foto de Ferny de Corredors.cat

Casi un mes despues de la Cursa DiR Sant Cugat en donde monté lo que monté (crónica en el artículo anterior) llegaba una nueva cursa y la que iba a ser la última cursa de la temporada. No sabía del todo si tenía ganas de correrla o no, sobretodo por lo acaecido un mes antes, pero el hecho de que se tratase una media maraton por relevos, en equipos de tres en donde por tanto cada uno del equipo corriamos 7 kilometros, una distancia que a priori me tenía que gustar mucho ya que el kilometro 7 es donde siempre peto, unido a otros factores como que mi cari ya estaba en Barcelona y me acompañaba a verme correr y sacarme fotitos pues me encantaba. Además me habían dicho que había un gran ambiente lo cual pues era un plus añadido… Aunque la lógica dictaba que mejor me regulase despues del susto de hacía un mes luego las cosas fueron por otros derroteros, si bien no tan bestias como los de Sant Cugat. Yo estaba en el equipo Gasoses EHF, compuesto por Egaco, Hansi y Fiber. Todos los equipos correcats estaban hechos intentando equilibrar su nivel, para que hubiese competencia entre ellos y ver quien se hacía con las medallas que entregaba Kasumei al final de la velada. En nuestro caso las marcas de los tres estaban bastante equilibradas, quizás Hansi con unas marcas algo mejores que las de Egaco y las mías. Yo iba en el segundo relevo y según los calculos de Oliveras y su programa creador de equipos tenía que hacer cada kilometro a un ritmo de 4’15”… Pero en una cursa así lo das todo y los cuatro primeros kilometros los hice en 4’03”, 4’02”, 4’05” y 4’08”… Luego, obviamente, toco seguir bajando algo, 4’12”, 4’24” y el último hice un último esfuerzo a 4’08”….

Foto de Puntocom de Corredors.cat

Contando la “divertida” pendiente de 150 metros estilo final del paralelo que me tocó subir seis veces (podéis verla a la izquierda), eran unos tiempos más que buenos… De hecho demasiados buenos, llegué a meta, dejé el pie quieto, Hansi agarró el chip de tiempo del equipo y mientras él salía pitando yo me quedé ahí, completamente reventado. Me vieron tan echo polvo que vinieron, segunda vez y de corrido, las asistencias sanitarias a ver si estaba bien. Estaba cansado, bastante cansado, diría que extenuado, pero me dijeron que me tumbara (brillante idea, la zona de meta era todo arena) y cuando vieron que estaba más incomodo que otra cosa me acompañaron a la ambulancia para que descansara un ratín. No fue ni mucho menos lo de Sant Cugat, pero bueno, sienta bien que se preocupen por ti, y es que en verdad somos un poco bruticos y nos pasamos más de la cuenta.

Ya despues de la Cursa de Sant Cugat tenía más que decidido hacerme una prueba de esfuerzo, esto no hizo más que recordarme que tenía que hacermela a la de ya, al menos para saber si pasa algo o es simplemente que soy un animal, que es lo que yo sospecho. Por último mi track del Garmin, quizás si en cursa me hubiese fijado en mi cardio habría reducido una pizca que estar a más de 175 más de media prueba no puede ser bueno (y en mi no es normal, ya que suelo ser de pulsaciones bajas): http://connect.garmin.com/activity/199359379

Y por último las fotos de mi cari y alguna mía por ahí… Lo mejor, las sucesivas cara de sufrimiento de un servidor, aunque a mi cari no le hacía ni pizca gracia verme así. Puedo prometer y prometo, eso sí, que siempre corro con los ojos ni que sea un pelín abiertos, que no tengo ganas de chocarme con otros corredores…. http://www.flickr.com/photos/fiber/sets/72157630597515080/

Foto de Ecopac de Corredors.cat

 

10 Km. de Tossa de Mar – Mi primera “lebrejada”

18 Jul

Foto de mi cari

Ya ha pasado un tiempo desde la que fue, en su momento, mi primera carrera como liebre oficial de una cursa. Y de momento la única. Koldo de Corredors.cat se puso en contacto conmigo para ver si me animaba a hacer de liebre por primera vez. Igual os estáis preguntando que es eso de liebre. Nada que ver con que me hagan con all-i-oli (Putummmssssssss), sino con llevar un ritmo que me permita llegar a meta en un tiempo establecido de antemano y que en mi caso eran 55 minutos, un ritmo muy comodo para mi, quizás, pensaba de antemano, demasiado comodo…

Pero antes de hablar de la cursa hablaré de la pre-cursa, ya que por primera vez decidí ir a una cursa un día antes de ella, viendo lo bonita que era Tossa de Mar me decidí a ir con mi cari y pasamos dos días super chulos ya que nos fuimos el lunes por la mañana y por el hecho de quedarnos dos días el hotel tuvo a bien cambiarnos la habitación por un duplex chulísimo…

El domingo tocó la cursa, que empezaba a pie de playa y luego se dirigía hacia la zona interior de Tossa dejando poco despues el pueblo en una subida leve pero constante hasta llegar a media carrera momento en el que se volvía hacía el pueblo, volviendo a pasar por la zona de meta (momento de stress porque pensaba que me había liado y llegaba antes de hora, pero no)… Hasta ese momento había ido controlando aunque quizás un poco más alegre de lo que debía pero no en exceso… Algunos corredores me habían seguido algún que otro momento pero la gente por lo general iba a su ritmo ya que el perfil de la carretera animaba a eso.

Foto de Chute de corredors.cat

Paso por la linea de meta-que-no-lo-era, más o menos hacía el kilometro 7 y en ese momento es cuando me habían indicado que había una subida bastante pronunciada que este año supuestamente habían recortado respecto a otros años y que no iba a ser nada, 500 metros… O eso me había dicho la organización, pero de eso nada, la subidita a una de las montañas de Tossa (la de la carretera que llevaba a Sant Feliu de Guixols) era de todo menos corta, un kilometro y algo de subidas pronunciadas que por suerte pude bastante lentamente con lo que mucha gente me pudo seguir aunque fuera a distancia (para que os hagáis a la idea cuando mi ritmo normal debia ser 5’30” ese lo hice a 6 y algo)… El problema vino al bajar, que controlar la velocidad bajando cuando vas fresco no es nada fácil y me pasé más tiempo frenando que otra cosa. Esos fueron los dos últimos kilometros, intentar controlar la velocidad para llegar en mis 55 minutos. Lo logré, pero de tiempo de carrera, no de tiempo real (el que cuenta desde el momento que pasas tu por la salida y el que cuenta). Hice 54:16, que es muy próximo a 55:00, pero no exactamente lo que debía hacer. Así que mi primera experiencia como liebre pues fue agridulce, dulce porque me lo pasé bien, recibí muchos ánimos y felicitaciones pero no lo hice perfecto y eso aporta el agri en el agridulce.

Foto de mi cari