10 Km. de Tossa de Mar – Mi primera “lebrejada”

18 Jul

Foto de mi cari

Ya ha pasado un tiempo desde la que fue, en su momento, mi primera carrera como liebre oficial de una cursa. Y de momento la única. Koldo de Corredors.cat se puso en contacto conmigo para ver si me animaba a hacer de liebre por primera vez. Igual os estáis preguntando que es eso de liebre. Nada que ver con que me hagan con all-i-oli (Putummmssssssss), sino con llevar un ritmo que me permita llegar a meta en un tiempo establecido de antemano y que en mi caso eran 55 minutos, un ritmo muy comodo para mi, quizás, pensaba de antemano, demasiado comodo…

Pero antes de hablar de la cursa hablaré de la pre-cursa, ya que por primera vez decidí ir a una cursa un día antes de ella, viendo lo bonita que era Tossa de Mar me decidí a ir con mi cari y pasamos dos días super chulos ya que nos fuimos el lunes por la mañana y por el hecho de quedarnos dos días el hotel tuvo a bien cambiarnos la habitación por un duplex chulísimo…

El domingo tocó la cursa, que empezaba a pie de playa y luego se dirigía hacia la zona interior de Tossa dejando poco despues el pueblo en una subida leve pero constante hasta llegar a media carrera momento en el que se volvía hacía el pueblo, volviendo a pasar por la zona de meta (momento de stress porque pensaba que me había liado y llegaba antes de hora, pero no)… Hasta ese momento había ido controlando aunque quizás un poco más alegre de lo que debía pero no en exceso… Algunos corredores me habían seguido algún que otro momento pero la gente por lo general iba a su ritmo ya que el perfil de la carretera animaba a eso.

Foto de Chute de corredors.cat

Paso por la linea de meta-que-no-lo-era, más o menos hacía el kilometro 7 y en ese momento es cuando me habían indicado que había una subida bastante pronunciada que este año supuestamente habían recortado respecto a otros años y que no iba a ser nada, 500 metros… O eso me había dicho la organización, pero de eso nada, la subidita a una de las montañas de Tossa (la de la carretera que llevaba a Sant Feliu de Guixols) era de todo menos corta, un kilometro y algo de subidas pronunciadas que por suerte pude bastante lentamente con lo que mucha gente me pudo seguir aunque fuera a distancia (para que os hagáis a la idea cuando mi ritmo normal debia ser 5’30” ese lo hice a 6 y algo)… El problema vino al bajar, que controlar la velocidad bajando cuando vas fresco no es nada fácil y me pasé más tiempo frenando que otra cosa. Esos fueron los dos últimos kilometros, intentar controlar la velocidad para llegar en mis 55 minutos. Lo logré, pero de tiempo de carrera, no de tiempo real (el que cuenta desde el momento que pasas tu por la salida y el que cuenta). Hice 54:16, que es muy próximo a 55:00, pero no exactamente lo que debía hacer. Así que mi primera experiencia como liebre pues fue agridulce, dulce porque me lo pasé bien, recibí muchos ánimos y felicitaciones pero no lo hice perfecto y eso aporta el agri en el agridulce.

Foto de mi cari

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: